Make your own free website on Tripod.com














Relato de la construcción del primer Santuario filial de Schoenstatt

Proyección internacional





LA PROYECCION - SCHOENSTATT INTERNACIONAL

En ese tiempo estuvimos totalmente incomunicados con nuestro Padre y Fundador, que se hallaba prisionero en Dachau. Luego de la inauguración, la Hna. M.Clara envió un informe muy detallado y preciso a nuestras Hermanas en Suiza. A través de ellas se pudo establecer, esta vez, la comunicación con el Padre. El recibió la noticia en el campo de concentración un año después, en octubre de 1944.

A fines de noviembre nos llegó su respuesta (escrita en versos para velar la importancia de su contenido, tal como lo hizo durante su prisión). La Sma. Virgen cuidó de todo. La carta salió de Dachau y llegó a manos de la Hna. Cándida, vía Suiza. La traducción del texto es la siguiente:"A mi soledad llegó la noticia que un nuevo Santuario ha sido bendecido. Que la Madre de Dios bendiga a todos los que se encuentren con Ella en este Santuario, que los transforme en hombres y mujeres nuevos y los cobije cálidamente en su corazón. Que de todos ellos, haga apóstoles ardientes que sin desfallecer realicen los deseos de Dios."

Guardamos como un tesoro esta confirmación del Padre y Fundador, aunque jamás dudamos que la construcción del Santuario era conforme a la voluntad de Dios. Recién en su primera visita a nuestra Provincia -desde el 9 de mayo hasta fines de agosto de 1947- nuestro Padre y Fundador pudo señalar la trascendencia de nuestro Santuario. Cuando lo vio por primera vez, descubrió con gran alegría, hasta en los más pequeños detalles, la similitud con el Santuario original. Tanto su forma externa como el altar eran iguales. A pesar de todas las dificultades, la MTA se preocupó de que esto se haya tenido muy en cuenta en su primer Santuario filial. Luego nuestro Padre insistió, en los demás países, que se fijaran que su Santuario fuera una réplica lo más exacta posible del original.

Aprovechó su visita para transmitirnos sus vivencias de Dachau... Por medio de esto comprendimos que existía una relación muy profunda entre su trabajo en Dachau y la construcción de nuestro Santuario. Entre muchas cosas, él fundó allí el Schoenstatt internacional. Dachau se prestaba para ello: Los nazis le había hecho al Padre el "favor" de concentrar en Dachau a todos los sacerdotes que se hallaban en otros campos y provenían de diferentes naciones. Los había franceses, polacos, holandeses, belgas, checoslovacos, etc. En 1944 dos grupos de estos sacerdotes sellaron su alianza de amor con la MTA. Uno la hizo tomando como símbolo el corazón y el otro la mano. La realizaron caminando por las calles del campo, para no llamar la atención de los guardias. Las palabras que nuestro Padre les dirigió en esta ocasión entraron luego a formar parte de la "Tercera Acta de Fundación"

Una mañana de mayo de 1947 nuestro Padre se hallaba frente al Santuario con la Hna. Ursula y la Hna. M.Clara. Mientras lo contemplaba les dijo: "¿saben ustedes que este Santuario tiene una importancia histórica fundamental?" Después les contó algo que al mes siguiente -el 21 de junio de 1947- escribiría en un informe sobre nuestra Provincia:"En Dachau luchamos durante largo tiempo por el Schoenstatt Internacional. Los schoenstattianos polacos no apoyaban esta idea. El tener que vincularse a Schoenstatt (Alemania) les resultaba un gran obstáculo casi imposible de salvar, tanto intelectual como afectivamente. Un sacerdote francés creyó encontrar la solución diciendo que Schoenstatt no está en Alemania, sino en el mundo, pero tampoco esto los convenció. Fue entonces cuando llegó el relato de Uruguay que describía detalladamente la inauguración del Santuario y mostraba como el pueblo se nucleaba más y más en torno al pequeño lugar de gracias, réplica fiel y perfecta de nuestro Santuario de Schoenstatt. Con esto se solucionaron todos los cuestionamientos y se pudo fundar el Schoenstatt Internacional"

Es evidente que la internacionalidad de Schoenstatt sería inimaginable sin el Santuario presente en todo el mundo. Sin él, Schoenstatt no puede crecer, no puede cumplir su misión. El Padre mismo fue el primer propagador del Santuario filial. Antes de llegar a nuestro país, pasó por Brasil y colocó en Santa María, R.S. la piedra fundamental del Santuario. Durante sus viajes por el mundo continuó promoviéndolo. Nadie puso resistencia y por eso en Sudamérica se construyeron los primeros Santuarios filiales. Cada país quería tener el suyo.

Cuando llegó a Sudáfrica, bendijo allí tres o cuatro piedras fundamentales. El 11 de abril de 1948 fue inaugurado el Santuario de Santa María, en el Brasil. El 20 de mayo de 1949 el de Bella Vista, en Chile. El 28 de diciembre de 1949 el de Cathcart, en Sudáfrica. Al año siguiente, el 2 de julio de 1950, se inauguró el primer Santuario filial en Alemania, en María Rast. Según las estadísticas, a fines de 1984, Alemania tenía 45 Santuarios incluido el original. En todo el mundo hay actualmente 93 Santuarios (1989) desde los cuales la MTA distribuye sus dones y obra milagros de gracias. (A la fecha, octubre de 1993, aproximadamente 130 Santuarios filiales). Son verdaderas islas de paz en medio del mundo actual, tan convulsionado. La semilla que entonces fuera sembrada, ha dado ya el ciento por uno y hoy pareciera que la Mater hubiera elegido como lugares estratégicos a Alemania y América del Sur.


Para mayor información visite el Website
Santuarios de Schoenstatt en el mundo


¿No querrá realizar desde estos lugares la construcción de un mundo nuevo? A lo largo de esta historia Ella nos mostró claramente lo que espera de su Familia. Cuando se le pide que se establezca entre nosotros (nuestro Padre nos lo explicó y repitió innumerables veces durante sus visitas) lo esencial no son los medios materiales. Estos generalmente son muy escasos... Cuando se trata de la obra de Dios basta con algo de sentido común y mucha fe... lo demás lo pone la Sma. Virgen, pero, por supuesto, nunca sin nuestra cooperación y sacrificios. "Nada sin Ti, nada sin nosotros"

Lo que cuenta es que haya personas que amen a María y que lo prueben con hechos sacrificándose con generosidad para aumentar el capital de gracias. Esta es la condición para que el Santuario siga siendo siempre un lugar de gracias. Y por último: Varias veces el Padre y Fundador recordó que así como el Santuario original -en el tiempo de la persecución nazi- fue protegido por el "Acto del Santuario", junto a cada Santuario filial debería formarse también un "círculo de guardia" que garantice para siempre la existencia y fecundidad de ese Santuario.


inauguración     -     HOME     -     testimonio